Cuando en Pixar borraron una película entera por error: ‘Toy Story 2’ se salvó porque alguien tenía una copia en su ordenador (aunque al final acabó en la papelera)

Perder los archivos locales puede llevar a un proyecto a la ruina. En el caso de ‘Toy Story 2’, la secuela casi no llegó a los cines cuando todos los datos de la película se borraron por completo, aunque finalmente se pudieron recuperar gracias a que una componente del equipo tenía una copia en su casa.

Archivos que desaparecen por momentos

La primera entrega de ‘Toy Story’ fue todo un bombazo, además de que supuso un hito en la historia de la animación al ser el primer largometraje realizado completamente con animación CGI. El anuncio de una secuela no se hizo de esperar y finalmente en 1999 se estrenó la muy esperada ‘Toy Story 2‘ con muchísimos momentos memorables y nuevos juguetes en el reparto… aunque por poco no llega a las salas de cine.

Allá por 1998, unas 150 personas trabajaban en la producción de ‘Toy Story 2’ y más de 200 estaban ultimando los detalles de ‘Bichos’, con lo que las oficinas de Pixar era un no parar. Y si hacer una película es una fuente de estrés, darse cuenta de que más de 10 meses de trabajo se han eliminado por error es otro nivel de locura.

Esto es más o menos lo que le ocurrió a Oren Jacob, el antiguo CTO de Pixar y director técnico asociado para ‘Toy Story 2’. Cuando Jacob intentó acceder a los archivos de modelado de Woody, se dio cuenta de que cada vez que refrescaba la página había menos y menos archivos.

“Había un error…Ahora no recuerdo exactamente cuál. Pero decía algo como ‘el directorio ya no es válido’, como que estaba en un lugar que se había borrado. Entonces probamos con Hamm, el Señor Patata y Rex… y cuando miramos de nuevo ya no había nada”, explicó Jacob años después.

Por lo visto, al intentar borrar un archivo concreto, alguien utilizó un comando equivocado que eliminó por error todos los archivos de los servidores. Se habían eliminado los modelos de los personajes, assets de animación e incluso secuencias completas.. con lo que, lógicamente, empezó a cundir el pánico en el departamento técnico del estudio

La importancia de una buena copia de seguridad

Lo primero que hizo Jacob fue ordenar que se apagase toda la maquinaria para evitar la “fuga de archivos”, algo que normalmente no se hace en este tipo de entorno donde tanta gente está conectada a la vez a los servidores. Aunque consiguieron detener el borrado, cuando el sistema se restauró horas después aproximadamente un 90% de la película había sido eliminada por el comando erróneo.

Toy Story 2 2

Esto no debería haber sido una gran tragedia porque existen las copias de seguridad. El problema es que por aquel entonces estas copias se hacían en cintas, y el sistema no se comprobaba tan a menudo como se debería y las copias no se estaban realizando correctamente.

Gracias a estas copias en cintas se consiguió restaurar casi todos los datos perdidos y solo se había ido a la basura una semana de trabajo. Sin embargo, y cuanto más utilizaban los datos de las cintas, más claro estaba que estos archivos estaban corruptos o incompletos y los errores en la animación se iban apilando.

Las 21 mejores películas, series y cortos de animación de 2021

Para entonces, desde Pixar cada vez tenían menos esperanza en poder restaurar la película y todo el trabajo perdido.

“Todas las direcciones posibles en las que movernos estaban rotas, o todavía peor, porque no entendíamos cómo se habían roto.”, explicó Jacob. “Hubo esta reunión muy grande, en la sala de conferencias de Bugville (el complejo de Pixar). Todas las cabezas pensantes del estudio estaban en plan ‘¡Oh, dios mío!… y Entonces es cuando [Galyn] Susman dijo ‘Tengo una máquina en mi casa’.

Salvados por los pelos (y por una baja por maternidad)

Hoy en día Galyn Susman es productora en Pixar y ha trabajado en este departamento desde ‘Ratatouille’, pero por aquel entonces era supervisora de dirección técnica en ‘Toy Story 2’. Susman había dado a luz recientemente y había estado de baja y teletrabajando, por lo que tenía una maquinaria de Silicon Graphics en su casa.

Para que Susman pudiera trabajar desde casa habían conectado la máquina a la red de Pixar y copiado todos los archivos. Además, también recibía actualizaciones a menudo por internet, por lo que sus datos locales se iba se iba renovando cada poco tiempo.

La última vez que se actualizó su ordenador con nuevos datos había sido apenas dos semanas antes del borrado accidental, así que Susman y Jacob salieron corriendo hacía la casa de la supervisora para recuperar el ordenador y transportarlo de vuelta al estudio con todo el cuidado del mundo.

“Nos levantamos y nos fuimos, caminamos hasta su Volvo, conducimos al otro lado del puente, cogimos la máquina, la envolvimos en mantas y le pusimos los cinturones de seguridad alrededor. Conducimos a unos 55 km/h con las luces puestas, por si conseguíamos una escolta policial”, recordaba Jacob. “Nos recibieron ocho personas con una plancha de madera y como si fuera una silla de manos cargado al faraón, entramos en la sala de máquinas”.

Enchufaron la máquina inmediatamente y fueron capaces de copiar todos los archivos, comparándolos con otras copias de seguridad de hacía varios meses que habían conseguido recuperar. Gracias a todos los datos recuperados del ordenador de Susman, pudieron reconstruir la película y probar los archivos, que funcionaron sin problema.

Cuando la tecnología transforma el cine: 19 películas que lo cambiaron todo

En estos casos, además de tratar de resolver un problema así de gordo, también se busca un culpable. Sin embargo, en Pixar no se trató de ocultar el borrado de archivos y en lugar de señalar al responsable, todos los esfuerzos fuero dirigidos hacia arreglar los datos y restaurar la película.

Y aún así, la película se fue a la basura (espera, ¿qué?)

Para finales de 1998, ya se habían conseguido restaurar los archivos borrados y la producción seguía en marcha. Sin embargo, durante las navidades de ese año John Lasseter, Andrew Stanton, Pete Docter y Joe Ranft decidieron echar otro vistazo a ‘Toy Story 2’…y el resultado no les convenció.

La película no era buena, o no les gustó, por lo que decidieron dedicar todas las vacaciones de Navidad a reescribirla prácticamente por completo. Cuando el equipo volvió tras Año Nuevo, el equipo creativo tenía una película diferente entre manos, con Lasseter y Lee Unkrich co-dirigiendo esta nueva versión de la historia.

Toy Story 2 3

Algunas cosas de la película original, la que se borró y luego se restauró, se quedaron en la nueva version. Los personajes eran los mismos, y también algunas secuencias en la tienda de juguetes de Al, pero el resto de la película se volvió a hacer por completo.

Y aún así, desde Pixar consiguieron hacer la película prácticamente desde cero y mantuvo su estreno en noviembre de 1999, sin retrasos y sacando adelante toda la producción en un tiempo récord de apenas 9 meses. La apuesta le salió redonda al estudio, con ‘Toy Story 2’ recaudando más de 500 millones de dólares y asentándose como una de las películas más memorables de Pixar.

We want to give thanks to the writer of this write-up for this outstanding web content

Cuando en Pixar borraron una película entera por error: ‘Toy Story 2’ se salvó porque alguien tenía una copia en su ordenador (aunque al final acabó en la papelera)

Movies